Comercialización de maíz, ¿Estancado por problemas de mercado?

Los Mochis, Sin.30abril2019.-El problema de la comercialización de la cosecha de maíz de Sinaloa pudiera ser tan grave como las medidas que se dicten para darle solución por parte de los entes encargados de manejar el esquema.

Un asunto que alejado de las interpretaciones que en medios de comunicación se han vertido referente al bajo interés de parte de los principales compradores nacionales, quien hasta hoy han mostrado muy poco interés en participar en el actual esquema de Agricultura por Contrato (AxC).

  • Los compradores del grano de maíz se mueven por distintos intereses, hay un segmento que compran el grano de maíz para autoconsumo y tiene como destino final la elaboración de harina de maíz.
  • Existe otro segmento de compradores que buscan acopiar el producto para comercializarlo más delante en el mercado nacional y/o en el extranjero.  Igual, lo convenían con harineras, con productores pecuarios u otros fines industriales.
  • Hay un tercer segmento identificado como el sector pecuario, el cual consume además de maíz otros granos, como trigo, sorgo, maíz amarillo entre otros.

Comentando el tema de la dificultad que están presentando la mayoría de los centros de acopios de Sinaloa para la contratación total del Maíz para este ciclo OI 2018-2019 ,  algunos expertos coinciden en que prácticamente esto es debido a “problemas de mercado”.

Si bien es cierto, a esta fecha se dice que van contratadas alrededor de 2 millones de toneladas del grano, analizando quienes son los compradores que han logrado pactar estos volúmenes nos damos cuenta que gran parte son del giro de autoconsumo; es decir, compradores que procesan o industrializan el grano (harina)

Los niveles en que oscilan actualmente los contratos les dan perfectamente en los valores de la materia prima para proyectar sus niveles del costeo que ocupan para su proceso.  Comparativamente con el ciclo 2017-2018 este año el precio de maíz esta 20 dólares abajo en el precio, considerando sus precios de productos procesados el margen de utilidad es muy favorable.

Lo que se observa aquí, es que gran parte del volumen que está contraído para la contratación es el que está enfocado a las empresas o compradores  que adquieren este grano con la finalidad de comercializarlo, ya sea en el giro del  consumo humano, pecuario , de exportación o incluso organismos que dependen  directamente del gobierno como lo es DICONSA.

El cliente que compra para comercializar este grano argumenta que según sus cálculos   la base está ligeramente por encima en unos 5 o 6 dólares de  la que debería ser la base real y con este diferencial prácticamente los deja fuera de mercado para poder competir u ofrecer volúmenes a sus  clientes,  lo que deriva en que este nicho de mercado empiece a voltear y cotizar Maíz de importación.   Razón por la que no ven viable entrar en este momento en AxC.

Ahora bien, otro punto interesante aquí es que pasaría si el gobierno en este caso ASERCA modifica o propone un esquema donde se maneje un “precio de referencia del grano” y no se obligue  a lo que es la adquisición de la cobertura del productor , tal como lo implementó con el trigo OI 2018-2019.

En este supuesto, el gobierno tendría un ahorro de alrededor de 2 dólares por tonelada; que es lo que subsidia al productor para compra de coberturas y sumándole unos 3 o 4 dólares más  pudiese llegar a un acuerdo con los compradores para que estén en condiciones de entrar al esquema y poder cumplir con la meta de lograr contratar la totalidad del Maíz que se produce en el estado de Sinaloa.

Cabe señalar que lo manifestado por los acopiadores, es que ellos al igual que los productores están sumamente preocupados por esta situación, ya que la mayoría de dichos centros se han convertido en parafinancieras es decir ellos habilitan a productores y al momento de no haber una certidumbre en la comercialización total, pues lógicamente ellos también corren el riesgo en cuanto a su recuperación de avíos.

Todo parece indicar que el problema de la comercialización de maíz, está mal concebido en su percepción, la supuesta causa raíz del cobro sobre servicios de almacenaje por parte de una de las principales empresas compradoras, fue más bien una mala interpretación sobre sobre una propuesta para reducir el impacto del diferencial existente entre las bases fijadas y el costo real que compradores han calculado.

El gobierno federal debe analizar a la brevedad las posibles soluciones al problema de comercialización de maíz y poner bajo análisis si realmente es viable contratar coberturas para la cosecha de este año, en especial cuando prevalece un “mercado bajista” y ese mismo recurso pudiera usarse con otro sentido para acercar a más compradores.

Un precio de referencia que siendo objetivos no impactaría la economía de los productores, quienes de cualquier forma tienen ya asegurado un ingreso objetivo de 4,150 por tonelada; más bien, la SADER debe determinar cómo utiliza los montos que ya tiene determinados utilizar como subsidios en AxC.

JMCampoy

Edición Digital

Síguenos en Facebook