Exhorta diputado Gildardo Leyva al rescate del estatus zoosanitario de Sinaloa

El sector pecuario es una de los eslabones mas importantes de la cadena productiva del sector primario en Sinaloa.
La pérdida del estatus zoosanitario pone en serias dificultades a los ganaderos sinaloenses ya que los pone en desventaja para competir con otras regiones productoras del país y prácticamente los aisla del mercado internacional.

Ene 2019.-Ante esta preocupación el Legislador fortense Profr. Gildardo Leyva Ortega abordó el tema en la máxima tribuna del congreso del estado, exhortando al ejecutivo estatal a corregir la problemática antes de que el daño sea irreversible.
La ganadería es una actividad que se realiza en 2.5 millones de hectáreas de agostadero. Cuenta con más de 30 mil unidades de producción pecuaria registradas en el Padrón Ganadero Nacional, de las que dependen más de 50 mil familias.
Todas ellas cuentan con un inventario de ganado bovino superior a un millón de cabezas.

En el último de los informes se señala que los volúmenes de la producción ganadera de Sinaloa alcanzaron en 2018, los 13 mil 915 millones de pesos.
La ganadería, es pues, una actividad importante para la economía del estado, y aunque en términos de sanidad animal, está en una situación intermedia en relación al resto del país, desde 2018 enfrenta una situación de amenaza con la que puede ver reducida su participación económica.

De acuerdo con la última de las clasificación de regiones/estados referente a tuberculosis bovina elaborada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, hasta diciembre del año pasado, sólo el estado de Sonora contaba con la categoría de “Acreditado modificado avanzado”, lo cual les representaba a los ganaderos sonorenses estar exentos de pruebas de tuberculina para su ganado.

Con el compromiso de brindar a la ganadería el apoyo del que debió haber gozado en el pasado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel se reunió con el nuevo Consejo Directivo de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa (UGRS), el cual estará encabezado por los siguientes dos años por Manuel Urquijo Beltrán.
Durante el encuentro, el tema obligado fue la recuperación del estatus zoosanitario para la ganadería sinaloense, que permita la exportación de ganado en pie a mejores precios, el cual se perdió en el 2015, en detrimento de la economía de los 25 mil ganaderos que existen en el estado.
El gobernador Quirino Ordaz se refirió en específico a la certificación que otorgan las autoridades de Estados Unidos de Norteamérica, que aunque es bajo un esquema unilateral con sus propias metodologías, advirtió que una mala evaluación sí puede ocasionar un gran daño a la economía sinaloense, pues no afecta sólo a los ganaderos.
Por otra parte, el mandatario estatal señaló que la ganadería no ha sido lo suficientemente reconocida y valorada en su justa dimensión, pues en el pasado se le vio como una actividad acompañante de la agricultura.
“Por eso los gobiernos tenemos que ser facilitadores y reconocer todo lo que hacen ustedes, a fin de ayudarles a que estén en mejores condiciones”, dijo.

Ordaz Coppel reiteró que el principal reto es recuperar el estatus zoosanitario, del cual dijo no tener duda que se conseguirá, pero consideró que esta espera se ha convertido también en una oportunidad para mejorar las prácticas ganaderas en ciertas regiones donde todavía se llevan a cabo procesos muy arcaicos, que no corresponden a la exigencia de los mercados internacionales
El gobernador extendió un público reconocimiento al presidente saliente de la UGRS, Daniel Osuna Román, por el gran trabajo que hizo para fortalecer la unidad del gremio.
A su vez, el nuevo dirigente, Manuel Urquijo Beltrán, agradeció al gobernador Quirino Ordaz Coppel el espacio concedido para sostener este encuentro con el nuevo Consejo de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa, ocasión que sirvió para refrendar compromisos de ambas partes, a fin de impulsar a este pujante sector de la economía sinaloense.
Por su parte, le explicó al mandatario estatal, que su trabajo se centrará en buscar la vinculación permanente con otros actores productivos, como los agricultores, pues son los proveedores de granos para el sector pecuario, que anualmente adquiere un millón de toneladas, correspondiendo 100 mil toneladas a los porcicultores, 350 mil a los avicultores y las restantes 550 mil toneladas a los ganaderos.

Destacó que en cumplimiento al Plan Estatal de Desarrollo, su Consejo Directivo trabajará en el mejoramiento genético del hato ganadero, la recuperación del estatus zoosanitario, la reconversión de praderas, y el valor agregado a los productos derivados.
La bienvenida a la reunión estuvo a cargo del Secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel Tarriba Urtuzuástegui; y enseguida el presidente saliente, Daniel Osuna Román expresó su agradecimiento al gobernador Quirino Ordaz Coppel por el apoyo brindado a su directiva, y a sus compañeros ganaderos también les agradeció la confianza que depositaron en su persona que encabezar este organismo.

 

Edición Digital

Síguenos en Facebook