Se hunde ganadería en Sinaloa

El Departamento de Agricultura retiró la clasificación de Acreditado que ostentaba la entidad para quedar como No Acreditado, lo que limitará la movilidad de animales en pie a otras entidades, informó Manuel Urquijo Beltrán, presidente de la UGRS.

En conferencia de prensa en Los Mochis, este medio cuestionaba al “líder ganadero” si existía riesgo de perder el estatus zoosanitario y lo rechazaba categóricamente, evidenciando que ocultaba información o peor aún que desconoce por completo cómo se encuentran los trabajos en materia de sanidad animal que exigieron autoridades del USDA.

Aunque hoy Manolo Urquijo califique como muy lamentable el haber recibido esta información que castiga fuertemente el sector pecuario de la entidad y lo pone en situación muy riesgosa.

Supuestamente el dirigente de la UGRS aseguró que el pasado mes de junio, se recibió la visita de personal de Senasica y de la misma USDA para verificar avances y según el líder, el personal de inspección habría reconocido que se tenían avances significativos en materia sanitaria.
Una de dos, le mintieron a Manuel Urquijo las autoridades del Departamento de Agricultura de Estados Unidos USDA o él fue quien les jugó el dedo en la boca a los ganaderos locales para evitar recibir quejas por su pobre desempeño.

Era un secreto a voces que las recomendaciones hechas por autoridades zoosanitarias fueron ignoradas en Sinaloa, situación que fue observada y hoy castigada el retirar el segundo escalón en calidad zoosanitaria que pierde la entidad desde el 2015.
Es más que evidente el paupérrimo desempeño de Urquijo Beltrán al frente de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa y para muestra es como la lleva al abismo zoosanitario.

El gobernador de Sinaloa y los ganaderos de cepa deben voltear a ver al interior de un organismo por demás importante para la entidad, que después de la agricultura es la segunda actividad del sector primario de mayor relevancia económica, entonces si desean seguírsela jugando con un personaje que por obvias razones le ha quedado muy grande la responsabilidad.

La pregunta es, y los ganaderos que culpa tienen?

Se recibe un comunicado de parte del doctor Miguel Ángel Castillo que es el director de Campañas sanitarias, dirigido a Manuel Tarriba, en calidad de Secretario de Agricultura y Ganadería SAYG donde se le manifiesta que el Gobierno de los Estados Unidos, decide la cancelación de un estado Aprobado a No Aprobado”.
El argumento del funcionario federal, manifestado en el oficio enviado, dijo el presidente de la Unión Ganadera, fue el que no se cumplió con el barrido sanitario de inspección; que la prevalencia sanitaria durante 2018 fue de .53 por ciento; otro argumento fue el de los corrales de engorda respecto a la movilización de ganado.
Lo peor

Urquijo Beltrán refutó estos argumentos señalando que a la fecha, se tiene un avance del 70 por ciento en el barrido sanitario, la prevalencia sanitaria del ganado es del .38 por ciento y se ha avanzado en materia de movilidad de ganado al contar con un registro de todo

Edición Digital

Síguenos en Facebook